Cómo repartir tu tiempo sin perderte de vista

 3 pasos para tener claridad al establecer tus prioridades

Cuantas veces te ha sucedido que te sientes tironeada y no sabes cómo repartirte? Que te postergas por querer cuidar tus vínculos sin descuidar el trabajo.

 

Si eres una mujer muy atareada que desea lograr sus sueños pero la carrera en la que vives te hace perder de vista, este ejercicio te será sumamente útil. El objetivo es que logres enfocar tu tiempo y energía en las metas que son claves para tu plenitud, reduciendo tu nivel de estrés y aumentando tu satisfacción personal.


Para realizarlo te sugiero que te tomes unos minutos para ti en un espacio donde no tengas distracciones ni interrupciones. Serán sólo unos minutos.

 

Primer paso: Asigna los valores para tu plenitud

Toma una hoja en blanco y anota a la izquierda, a modo de columna, las áreas principales de tu vida. Como por ejemplo:

Salud
Amigos
Pareja
Familia, Diversión, Trabajo, Finanzas, Desarrollo personal, Espiritualidad, Autovaloración….

 

Imagina que el valor para adjudicar al total de áreas de tu vida y vivir en plenitud es 1000. ¿Qué valor le asignarías a cada área? Anótalos junto a la columna anterior. Asígnale el valor más alto al área que es más importante para ti, el segundo más alto a la segunda más importante y continúa así hasta haber asignado los 1000… ni más, ni menos.

 

Segundo Paso: Define tus metas

 

Luego escribe, en una tercera columna, tu deseo/meta para cada una de las áreas respondiendo a esta pregunta: ¿En qué situación me gustaría estar en esta área al finalizar dentro de un año?

 

Asegúrate de que tu deseo/ meta sea realizable. Ten presente que realmente dependa de ti y no resulte algo inalcanzable que se encuentre en el terreno de la fantasía. Redáctalo de manera positiva, algo por lo que estés “moviéndote” a favor, no en contra. Por ejemplo: En lugar de “Dejar de comer comida chatarra”, que tu meta sea “Tener una alimentación sana”

 

Tercer Paso: Establece tus prioridades

 

Lee detenidamente tus metas para cada área y pregúntate: “¿Cuál es mi situación actual? ¿Cuán cerca estoy de lograr esta meta?” Al finalizar y teniendo en cuenta la lista de valores para tu plenitud, y pregúntate: ¿Cuáles son mis prioridades? ¿Qué acciones debo realizar para lograrlas? ¿Necesito ayuda para atravesar los obstáculos?

 

 

Una sugerencia: Escribe en una hoja aparte tu lista de prioridades en orden descendente. Te será de gran utilidad para enfocar tu energía y planificar tu tiempo. Te ayudará a mantenerte en camino, aun cuando tengas que lidiar con interrupciones o cambios en tus planes.

 

Y aquí hay un secreto: ¡Asegúrate de recompensarte cada vez que alcances una meta!

 

Haz que tus recompensas por las acciones realizadas sean una forma de reconocer los logros de tu niña interior

 

Ten presente:

 

“Hay en tu interior una maravillosa mujer, llena de luz y sabiduría, sólo tienes que conectar con ella para desplegar tus alas hacia la vida que sueñas”

 

 

Con el deseo de darte herramientas para

que disfrutes cada día de la Maravillosa Mujer que eres,

te abraza,,

 

         Cris

Compartir en Facebook
Please reload

Entradas destacadas

¿Te está costando decir lo que te molesta?

April 4, 2018

1/1
Please reload

¿Quieres comenzar este camino de verdadera auto-transformación? Suscríbete para recibir ejercicios y consejos de fácil aplicación para tu vida.

Entradas recientes
Please reload

Sígueme
  • Facebook Basic Square